Donde hubo luz…


Donde hubo luz, tinieblas quedan,

nada más que la profundidad de los abismos.

Es todo cero y nada más…

Nulo, fugaz, inexistente,

amargo como el genio del encierro,

despierto, adelante y atrás

observador, lleno de ventajas;

indefenso sabedor del fin

del barranco imperfecto

de la inevitable caída…

Donde hubo luz tinieblas quedan…