Unas pocas palabras


La cotidianidad de mis días la expresaba en el limbo, ahora no necesito expresarme. Si lo hago es para ver nacer palabras, para jugar con ellas, por vivir con ellas. Con las vuestras a veces vibro, a veces lloro y otras veces simplemente disfruto… pero siempre siento. Siento como las palabras transforman, se diluyen o aumentan… y por medio de ellas, aunque solo sea un pedacito, os veo a vosotros.

Muchas gracias a todos y cada uno.

Atentamente

Tone Kihara